Sentir el calor de las tripas

¿Hay que dar alguna explicación? No. Es innecesario e incongruente. Sonaría un río de excusas aristotélicas o platónicas (¿es que se ha inventado algo después de ellos?) Rebatiría y debatiría las mismas ideas de siempre:

Sentir el calor en las tripas. Microensayo de La Mujer Bala. Helena Vicente

Sería un completo error convencerse de que se puede vivir de forma paralela a nuestra esencia, sin sentir el calor de las tripas cuando realmente es cuando trazas círculos concéntricos alrededor de ti misma. El estado en el que eres capaz de ser parte consciente del universo.

Kaohsiung, Taiwan, 8 de julio de 2016 (durante el tifón Nepatark)