Sobre mí

La Literatura ha formado parte de mi desde que recuerdo. Cuando en el colegio nos empezaron a enseñar a leer mi madre se dio cuenta de que con un libro me quedaba quieta y tranquila. Fue su salvación. Por eso el proceso se aceleró y enseguida estaba devorando páginas sin cesar.

Más tarde, empecé a escribir mis propios capítulos de Los Mundos de Yupi, cuando tenía alrededor de 7 años. Leía todo lo que caía en mis manos, recibía premios de las bibliotecas de los colegios a los que iba y pasaba más tiempo entre palabras impresas que jugando en el patio. Cuando ya tuve 12 años pude empezar con los libros que guardaban mis padres de su adolescencia. ¡Qué días aquellos leyendo las historias de “Los cinco” o los misterios de Alfred Hitchcock! Fueron tiempos de Trixie Belden y de imitar el estilo de sus historias en aquellos pobres relatos. Poco a poco fui puliendo mi estilo y escribí un pequeño libro junto a mi tío abuelo Humberto (uno de los principales culpables de mi amor por la literatura).

Después vinieron muchas más lecturas. Yo nunca tenía suficiente y le pedía a mi padre que me seleccionara aquellas obras que toda persona debe leer al menos una vez en la vida.

“Si te gusta escribir, entonces tienes que estudiar Periodismo”, me dijo mi tía abuela Amalín. Y así fue como encaminé mis pasos hacia el oficio de contar historias. Gracias a ello trabajé en varios medios de comunicación locales y casi siempre vinculada al área de internet, formando parte de los primeros equipos que se dedicaban a coordinar las ediciones digitales.

Sin embargo, mis inquietudes me han ido llevando por caminos distintos. He desarrollado y mantenido varios proyectos en internet de diversa índole. Cada uno de ellos ha contribuido a mi crecimiento personal de una manera muy especial e intensa. Al mismo tiempo, nunca he dejado de lado la escritura. De una forma u otra ha seguido profundamente vinculada a mi vida.

Y ahora, me lanzo a esta nueva aventura: La Mujer Bala, mi alter ego como escritora. La intención no es otra que seguir escribiendo e ir publicando los textos. Espero que disfrutéis con ellos de la misma manera que yo al escribirlos.

Gracias por estar al otro lado.

Helena Vicente